Google drive y el escepticismo de la propiedad

Ayer Google sacó a la luz su tan comentado servicio de almacenamiento de datos y documentos en la nube. Yo me enteré un poco por encima, pues estaba estudiando para un examen que he tenido hoy, gracias al stream de novedades de Google+. Google ofrecía 5 GB de almacenamiento en la nube y 10 GB de correo Gmail. ¿Tarde? No lo creo. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Yo, que uso bastante los servicios de Google, me pareció un buen paso adelante, aunque quizás lo del Gmail me de un poco más igual, porque cuando tienes 7GB y no usas ni el 15%… Hoy al leer algunos blogs, oigo leo algunas quejas de que Google no ha hecho más que aumentar el espacio (y cambiar el nombre) a un servicio que ya existía: Google Docs. Yo personalmente, no me parece poco: Ha aumentado 4GB de almacenamiento en la nube. Además desde hace ya un tiempo, Google Docs iba mejorando poco a poco. Google ha habilitado también el soporte para más de 30 formatos de archivos, aunque entre ellos no se encuentra ni .odp (OOo Impress) ni .ods (OOo Calc).

También he oído alguna que otra polémica sobre el almacenamiento de los datos en Google Drive, rumor alimentado por The Verge. Allí comparaban los distintos servicios, y, copiando uno de los párrafos de los términos de Google, decía que la empresa adquiría una serie de «derechos» sobre tus archivos. Lo que el editor debió de pasar por alto es que en el anterior párrafo se decía que lo que subías te pertenecería siempre.

Tú mantienes cualquier propiedad intelectual que tengas en tu contenido. Lo que es tuyo sigue siendo tuyo.

Cuando subes o envías de alguna otra forma contenido a nuestros servicios, das a Google (y a otros con los que trabajamos) licencia para usar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivativas (resultantes de traducciones, adaptaciones y otros cambios que hacemos para que tu contenido trabaje mejor en nuestros servicios), comunicar, publicar, mostrar públicamente y distribuir dicho contenido.

Creo que la cosa está bastante clara. Es más, no se dónde se decía que estos permisos que te pedía Google servían para que realmente Google te pudiera «enseñar» lo que tú mismo habías subido.

The rights that you grant in this licence are for the limited purpose of operating, promoting and improving our Services, and to develop new ones. This licence continues even if you stop using our Services (for example, for a business listing that you have added to Google Maps).

A pesar de todo, no tenemos que olvidar una cosa que para mí creo que es muy importante: Google Drive añade el soporte para una API. Esto quiere decir que si un programa cualquiera podría ser capaz de acceder a tu carpeta virtual (siempre con el debido permiso) e interactuar con los archivos. Esto es muy útil en el caso que atañe a este blog: el «mundillo» de Linux. Google no ha sacado todavía un cliente oficial para este SO, al contrario que con Windows y Mac OS X.

De momento, yo al menos, seguiré tirando de Dropbox y Ubuntu One, el primero por necesidad y gracias a lo extendido que está, y el segundo por comodidad cuando usas el sistema operativo de Canonical. Eso sí, a la hora de editar un documento en línea en varios ordenadores, creo que no dudaría en subirlo a GDrive.

[Off-topic]El metro(bús), ahora casi un lujo #tarifazoMadrid

Empiezo con un Off-topic, pero, a la vez, bastante demoledor, sobre todo para los que vivimos en Madrid. Han subido los precios del metro de Madrid. El hashtag de twitter #tarifazoMadrid está que echa humo. Os recomiendo mirarlo para echaros unas risas. O unas lágrimas, porque…

El metrobús que antes costaba 9,30€ ahora cuesta 12€, el doble que hace 6 años (2006: 6.10€). El sencillo, bueno, no se si son 2€ o 1,50€, porque depende de las paradas. Y los abonos… Bueno, mejor no hablemos de ellos.

Creo que la subida del metrobús por encima de los 10€ es superar una barrera psicológica que mucha gente no estamos dispuestos a admitir. El sencillo a 2€, bueno, a pesar de que en Barcelona sea igual de caro, si lo miramos de otra manera hace menos de un año, el mismo costaba sólo 1€. Una vergüenza.
Twitter | #tarifazoMadrid

Podcast de Javi Nieves (Cadena 100) en Rhythmbox

Hace ya tiempo que no me da tiempo a escuchar mucho la radio por las mañanas. La solución ideal, sería grabar el programa y escucharlo después. Se nos presentan dos problemas: ni tenemos tiempo para oír las 4 horas, ni igual sabemos (o nos es fácil) grabar la parte que nos interesa.

Normalmente los ordenadores no suelen tener hardware para la radio, pero si tenemos internet, podríamos grabar el sonido. Pero, si investigamos, descubrimos los podcast. ¿Y qué es eso? Pues son programas de radio, que las mismas cadenas de radio suben a la red. En nuestro caso, es un resumen de más de media hora.

El sitio más habitual donde los encontramos es en iTunes, en la sección de podcast nos los descargamos gratis y los escuchamos o los ponemos en el iPod.
¿Y en Linux? No nos funciona iTunes. Por eso tenemos que buscar una forma que nos valga. Abrimos el menú de Ubuntu. Por defecto tenemos a Banshee para escuchar música. Puede valernos. Lo abrimos. Vemos que hay una sección que pone Podcast. Pero, ¡Sorpresa!: No podemos buscar. Eso sí, hay un botón para añadir los podcast nuevos: «Suscribirse a un podcast nuevo».

La pregunta que rápidamente surge es esta: ¿Y de dónde cojo yo lo que me haga falta para escuchar mi programa favorito?. Lo que se nos pide en concreto es una página web de donde el programa se pueda descargar los archivos. Es bastante probable que nuestro podcast aparezca en iVoox. Hacemos una búsqueda y encontramos nuestro programa. Aquí, en esta página, nos podremos descargar el enlace adecuado para nuestro reproductor.

Damos al botón del rss, donde pone suscribirse a este podcast. Le damos y nos aparece una ventanita. Ahí seleccionamos el rss. Dicho enlace será el que buscamos para nuestro reproductor de música, ya sea banshee o rhythmbox.

¿Y si no nos gusta banshee, siempre podremos usar rhythmbox para lo mismo. Abrimos el centro de Ubuntu de Software, lo buscamos y lo seleccionamos. O si queremos de una forma más rápida, pero también con más práctica, abrimos la terminal o consola y tecleamos:

sudo apt-get install rhythmbox

En cualquier caso, si nos pidiera la contraseña, se la daremos.

Vídeo: Fluidos en Blender

Hace ya un poquitín de tiempo subí un vídeo a youtube. Lo hize con Blender 2.5. Se tiró aproximadamente 4 horas y pico para hacerse, para 10 segundos de vídeo. Os gustará seguro:

Os podéis descargar los archivos con los que hize el vídeo desde aquí. He usado el compresor 7-zip porque lo comprimía más. Si no os va, simplemente instalar el paquete «p7zip» (sudo apt-get install p7zip)

No a la Ley Sinde

¿Que por qué? Pues por algo muy sencillo. La comisión que se va a dedicar al cierre de webs va a estar formada por la propia industria, es decir, que no es un juez que se dedique a valorar y a dictar sentencia, es una comisión que se rige por sus intereses económicos.

El problema es que según está planteada la ley (La disposición final segunda del proyecto de ley de Economía Sostenible) es que deja abierto bastantes cosas. Por ejemplo, esta web (http://www.cambiadeso.es) si aloja un contenido con copyright (es decir, con una foto vale, no hace falta un vídeo o música de Alejandro Sanz) podría ser cerrada por la comisión de la propiedad intelectual.

Yo espero que esto de cerrar webs sin previa autorización judicial no contagie a otros ministerios, ya que esto deja abierto a crear nuevas comisiones para cerrar webs, y con lo cual, daría a una «ciberdictadura». Os recuerdo que una parte de esta ley nace de uno de los documentos filtrados por Wikileaks, donde la embajada estadounidense quería hacer que la información en internet esté controlada. En este caso no tenemos soberanía, donde, que yo sepa, en España la hay. Podríamos llegar incluso a un extremo, que se llama China.

Hay diversas medidas para evitar que dicha ley se lleve a cabo: 10 cosas en contra de la Ley Sinde

Vídeos que lo demuestran:

Otros sitios MUY IMPORTANTES:
Ubuntu Life , KDE Blog , El blog de Iyan (Este es muy bueno)

Seguro que somos más del 1%

Ahora tenemos la oportunidad de demostrar al mundo que somos más del 1% de ordenadores que tienen instalado linux en su ordenador. Para ello el sitio Dudalibre.org ha desarrollado un contador para demostrar al mundo lo contrario. Te pedimos que aportes tu granito de arena.

Por favor, ayuda a la comunidad. Para entrar, haz click en la imagen.